Bodega

En nuestros vinos encontramos concentración, personalidad y armonía

La concentración se consigue de manera natural mediante rendimientos bajos y manteniendo el equilibro del ecosistema

La personalidad y el carácter se obtienen de la selección de terrenos (terroir) excepcionales, la tradicional viticultura de montaña y el uso inteligente de variedades autóctonas. La armonía se obtiene tras la búsqueda del equilibrio entre la potencia y la frescura.

La artesanía y conocimiento de los enólogos determina el cupage, y se estudia por separado el ensamblaje de las variedades para determinar el punto exacto de las proporciones, con el fin de obtener unos vinos artesanales que combinen la tradición ancestral con la aportación de las nuevas tecnologías, combinando así tradición y innovación